Bienvenidos al curso de la «nueva normalidad»

Ya estamos de vuelta después de casi seis meses… Mucho tiempo para pensar, para pensar y para pensar… y para otras muchas actividades, pero especialmente para pensar. No tendríamos espacio para escribir la cantidad de preguntas que os habéis hecho a lo largo de estos meses; preguntas con sentido y por el sentido. Seguro. Todos nos las hemos hecho, de una manera u otra todos nos preguntamos por el sentido de lo que somos y nos ocurre. Es inevitable, parte de nuestra naturaleza humana. Es un regalo. Los animales no pueden disfrutar ese intenso momento de estar contigo mismo y preguntarte por quién eres y qué diantres pintas en todo este engranaje mundial.

Si ordenamos esas preguntas, les damos forma y nos dejamos llevar para encontrar posibles respuestas, tenemos servida la filosofía. Citar a un pensador reconocido para reafirmar lo dicho, parece que le da más valor a la idea propuesta. Pues ahí va: Aristóteles, al que seguro que conocéis de oídas, filósofo griego del siglo VI a.C., decía al referirse a la filosofía que es «una respuesta a un acto de asombro».

¿Qué son esas preguntas que nos hacemos si no verbalizar el asombro de algo que nos provoca o nos impacta?. Pues en esas estamos.

Me encanta teneros como alumnos. No me preocupan los motivos que habéis tenido para elegir esta materia, me quedo con que estáis aquí para disfrutarla. Espero lograrlo.

Bienvenidos !!!